En una de una nuestras últimas entradas os comentábamos algunas recetas cuyo principal ingrediente no es otro que una buena bebida refrescante, aprovechando que bebovida pronto estará en el mercado queríamos  daros algún consejo sobre que refrescos pueden acompañar mejor a un plato que a otro. Principalmente nos centraremos en los sabores con los que bebovida arranca estas fiestas, cola, naranja, limón y cola light. .

Muchos refrescos acaban por convertirse en el acompañamiento ideal para muchos platos que consumimos diariamente, a veces nos somos conscientes de la gran variedad de sabores que podemos obtener eligiendo el refresco perfecto para cada comida.

Aprovechando las fechas que se aproxima donde lo que priman son las comidas elaboradas y en cantidad, recomendaremos un refresco u otro.

La Asociación de Refrescos, (ANFABRA) nos asesoran para no fallar en la elección de nuestros refrescos, por ejemplo para la cola que se caracteriza por el sabor dulzón y el gas carbónico, resulta ser compañero perfecto para patés, carnes rojas a la parrilla o pescados ahumados.

Para los que prefieran los sabores cítricos, el refresco de naranja armoniza muy bien con todas las ensaladas que contengan vinagretas dulces, rábanos y especias fuertes.

Y por último los refrescos de limón que gracias  a la acidez y  al gusto cítrico que poseen, para postres, como el bizcocho o las galletas, es el compañero idóneo, pero si no sois tan fanáticos de los dulces podemos probar con pescados fuertes como el cabracho, y platos donde la salsa mostaza es la protagonistas las bebidas refrescantes de limón acaban siendo mejor pareja que ningún otro.