Hace ya casi 6 años desde que la  Asociación Nacional de fabricantes de bebidas refrescantes analcohólicas (Anfabra) publicara un estudio llamado Mitos y Leyendas ( de los refrescos) que mostraba en forma de cifras los mitos y leyendas que los españoles creemos en cuanto a bebidas refrescantes se trata. Por eso en bebovida nos queremos seguir desmitificando esas ideas que desde siempre hemos escuchado.

Porque no siempre hay que creer todo lo que se nos dice.

  • Peso

Muchas veces hemos escuchado que los refrescos son malos y que engordan cuando comparativamente no tienen tanto azúcar como otros productos. Por supuesto eso no significa que no engorden. Para adelgazar debes consumir menos calorías de las que gastas pero si te hartas de comer, aunque sean productos light, y te pasas de calorías engordarás. A propósitos el gas de los refrescos no engorda. Potencia el sabor e incluso puede que te haga sentir saciado.

  • Ingredientes secretos

Pese a lo que se cree, los refrescos no contienen ingredientes no autorizados ya que los refrescos deben pasar rigurosos controles sanitarios por las Autoridades de España, además de directrices internacionales. De otra forma no se permitiría la venta.

  • Interacciones con medicamentos

El refresco tomado con una aspirina no “coloca”. En el prospecto de la aspirina no se describen las posibles interacciones con los refrescos. En cualquier medicamento podrás leer con qué no mezclarlo. Si no lo pone en el prospecto no es un peligro.

Tampoco se ha demostrado que tengan que ver en el rendimiento de los espermatozoides. Este mito era usado tanto como para disuadir como para incentivar su consumo dependiendo de si buscabas un método anticonceptivo. Nada fiable eso sí, ya que la ciencia no le da más valor que a otros.

Existen muchos otros mitos que no se han demostrado y lo mejor en esas ocasiones en comprobarlo por uno mismo o acudir a la ciencia.